Ha muerto Carmen Serna

Ha fallecido nuestra socia Carmen Serna Montalvo. El funeral será mañana, día 11, a las 11 horas en la capilla 1. Puede darse el pésame a la familia desde hoy en el velatorio nº 1 del cementerio de Torrero

 

Antón Castro en su blog le dedica estas palabras:

 

ADIÓS A LA POETA CARMEN SERNA

[Contaba con una calle en el barrio de la Jota y había recibido el premio Sabina de Oro en 2000. Era una escritora de la vida, del amor, de la enfermedad y de la muerte]

 

 

Carmen Serna (La Puebla de Híjar, 1924-Zaragoza, 2011) fue una luchadora, una mujer de enorme vitalidad que sintió la llamada de la literatura desde muy joven. Llevaba más de treinta décadas dedicada al oficio de la poesía. Firmó libros como ‘Memorias de ceniza y esperanza’, ‘Destellos en la sombra’, ‘Desvelada’, ‘Recuerdos en la noche’, ‘Poema inacabado’, ‘Hojas al vuelo’, ‘La hoja murmurante’ o ‘Los enigmas del tiempo’, el poemario que dedicó a Camboya, que publicó en edición bilingüe con ilustraciones de Carmelo Rebullida; decía: “Allí viví la angustia entre volcanes / de violenta y salvaje espuma”.

En el año 2000 recibió el premio Sabina de Oro. Fundó con María Ángeles Cosculluela la Asociación Aragonesa de Musicoterapia, de la que llegó a ser presidenta varios años; Carmen Serna ayudaba a los demás mediante esa técnica que usa los sonidos, la rima, los ritmos y la melodía para despertar y estimular los sentidos. Colaboró con numerosos enfermos de Alzheimer (su marido padeció la enfermedad y le dedicó un poemario estremecedor), entre otras muchas actividades.

Fue una escritora de la vida, de la esperanza, del amor, del dolor y la muerte; la muerte andaba siempre por ahí, al acecho, y ella escribió: “Si la muerte acredita con sus labios,/que nadie va a liberarse de su encuentro, / ¿para qué tanta duda, tanta tensión inútil,/ tanto anhelo?”. Ángel Guinda la incluyó en la antología ‘Yin. Poetas aragonesas, 1960-2010’ (Olifante, 2011), y desde 2009 nueve contaba con una calle en el barrio de la Jota, asignada ya en 2001. “Estos homenajes se agradecen mucho cuando son en vida”, dijo. En el poema ‘La vida’ había escrito: “La vida es un aire turbulento, / un enigma profundo sin resolución, / encuentro de voces no siempre sincopadas, / lucha perpetua, sin tregua, / puente que desemboca / en la muerte inexorablemente. / ¿Por qué la amamos tanto? / ¿Nos asusta el enigma de lo desconocido?”. Carmen Serna Montalvo falleció ayer en su ciudad de acogida, Zaragoza, a los ochenta y seis años de edad.

Los comentarios están cerrados.