“Cuentos de Bloomsbury”, de Ana María Navales, en Biblioteca Aragonesa

Con 1’5 € y el ejemplar de Heraldo de Aragón

Ana María Navales

A Ana María no le gustaba el mundo. Forzada por la realidad, mantenía con él un pulso constante, arrebatador, demoledor, porque era indomable por naturaleza. Una rebelde sin causa, sin bandera, sin destino. Sola frente al mundo, sus armas fueron la sinceridad, la rabia y la poesía.

“Y salí a escribir el mundo

y en busca del tigre cabalgué mi delirio”

Por eso se enamoró de Virginia, su hermana gemela, ella que era géminis. Y vagabundeó sin descanso por las tierras de Sussex, y persiguió sin sosiego los fantasmas de Bloomsbury, en Londres o en Cromwall, siempre a la busca de la hermana ausente. En Monk’s House, la casa de Virginia en Rodmell, paseaba las habitaciones como si hubieran sido las suyas, las de su paraíso perdido, y reconocía cada mueble, cada fotografía, cada grieta. En aquel rincón había leído a Eliot en una tarde cruel de abril, en el jardín cuidó con mimo las caléndulas. Por eso no importaba que la casa estuviera cerrada para las visitas, ni allí, ni en Charleston Framhouse, ni en Ashelam… Ella sabía como entrar, porque tenía las llaves que en otro tiempo le pertenecieron.

JUAN LEONARDO

Fuente: Sinopsis de la propia colección.

Los comentarios están cerrados.