Veremundo Méndez

GEROMO

Lagrava Lator, Pedro, se clamaba;

de letras, zarrapita no´n sabeba,

dinguno fendo coplas li podeba

cuando a él, porque sí, li s´antullaba.

 

Con cara de taimáu las enristraba

polidas. Bien a ormino las te feba

y verde, güeno u malo, te meteba

si en vicio u en maldá él te pillaba.

 

La güerta al retortero he replegada

a cachos, a trocer, como he podíu;

la falta qu´el vié, no estié callada.

 

Otran facié, qu´algún no l´he trovada,

anque  del trocet d´ella que´he aprendíu

cual yerba de camón y coloriada.

 

Veremundo Méndez