“Que caiga el favorito”, de Ramiro Gairín, una reseña de Raúl Nomé Tacatín

Ramiro Gairín Muñoz de nuevo, crea una maravilla poética en la que describe entre símbolos y escenas lingüísticas un paraíso de emociones entrelazadas, que el lector tendrá que descubrir por sí mismo.
La inmensa mayoría de veces, al leer un poemario, descubrimos que la poesía no es tan poesía como se intenta hacer parecer, pues lo que puede parecer poesía sea sin lugar a dudas filosofía, antropología, sociología o psiquiatría, obviando lo psicológico del asunto, es el caso a mi parecer de Ramiro, pues muchas veces su escritura connota el mezclar lo aprendido desde los recursos literarios, o humanos, también técnicos, en los que tenga mayor inclinación el poeta, para hacer de su poesía en este caso, una maravilla de la poética.
De un modo claro se puede distinguir en la poesía de Ramiro su personal estilo, que aunque único, denota influencias vario pintas que hace que su disfrute sea una delicia para todos los sentidos.
Que caiga el favorito es el segundo poemario de Ramiro, recordemos que “Pintar de azul los días laborables” es capaz de desorientar y dejar en la más estricta y rigurosa sorpresa al más crítico lector.
Incapaz de dejar indiferente, al igual que su segundo poemario, aunque es verdad que claras diferencias se verán.
Quizá bajo mi personal punto de vista sea “Que caiga el favorito” más poemario clásico que “Pintar de azul los días laborables” en lo que respecta a la forma estricta del poemario.
En tanto que “Pintar de azul”, lo vería como una especie de descriptiva poética que pudiera pasar por poemario, aunque la descriptiva y narrativa sea en “Pintar de azul” más visible que en “Que caiga el favorito”, un poemario en toda regla.
Me es imposible decir qué libro de estos dos poemarios es mejor, puesto que son realmente buenos, diferentes pero con el mismo alma y dignos de formar parte de las bibliotecas más especializadas o las más exquisitas.
Ramiro Gairín Muñoz no solamente ha mantenido la expectativa respecto a su manera de expresión, para mí, posiblemente sea uno de los mejores escritores jóvenes españoles de poesía viva de hoy, dará mucho que hablar, pues con sólo leer uno de sus poemarios, sin lugar a duda, será una imposición propia el intentar leer todo lo que Ramiro escriba.
Comentarios:
Recio susurro de aquel escrito que se propaga en la madrugada, diferencias humanas que quedan patentes en aquella mañana, de lugares perdidos y memorias obsoletas, cargadas de vacío e ignorancia repleta de confianza en su desazón.
Como susurros quedan aquellas palabras que hacían sentir, como sentimientos hacían, aquellos, a las personas cambiar, con el tiempo, como cambio, nos apresuramos a fingir que conocíamos aquello que nos podía afligir, para dejar de ser presos de nuestras equivocadas conciencias, que inconscientes, creíamos en la irrealidad y no en aquello que por haber sido imaginado desde la realidad, termina siendo realidad por ser su propio reflejo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s